fbpx
Aprende a usar el cepillo interdental - Clínica Beiro
791
post-template-default,single,single-post,postid-791,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.4,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive,elementor-default

Aprende a usar el cepillo interdental

Aprende a usar el cepillo interdental

13 Nov Aprende a usar el cepillo interdental

El cepillo interdental es un instrumento de la higiene bucal que quizá te pueda parecer secundario, pero cuenta con una gran importancia a la hora de completar la limpieza que requieren tus dientes.

A continuación, te contamos las claves de este tipo de cepillo tan específico. Sigue leyendo.

¿Cuáles son las particularidades de un cepillo interdental?

El cepillo interproximal destaca por tener una forma diferente a la de los cepillos convencionales. A grandes rasgos, es más fino que estos últimos y acaba teniendo una fisonomía, hacia la zona de las cerdas, triangular o cilíndrica. Básicamente, al ser más pequeño que los tradicionales, puede ser utilizado con una mayor soltura.

¿Qué beneficios para la higiene bucal comporta su uso?

La utilización de los cepillos de toda la vida no garantiza el 100 % de la limpieza de tu dentadura. Ten en cuenta que hay zonas de difícil acceso o en las que no estás aplicando correctamente las técnicas de cepillado. Nos referimos tanto a determinadas áreas estrechas o cercanas a las encías y sus surcos, pero también a otras amplias, en las que se suelen acumular los desechos de comida y saliva en los que van a encontrar su hábitat natural las bacterias.

Estos microorganismos nocivos son los causantes del sarro y de la placa bacteriana, que están detrás de las enfermedades de las encías, como la periodontitis y gingivitis. Asimismo, los defectos en el cepillado también favorecen la aparición de las temidas caries. Aplicar la seda dental tampoco es suficiente para paliar estos inconvenientes. Por consiguiente, vale la pena que emplees, al menos una vez al día (después de las comidas), el cepillo interproximal.

Por otra parte, estos cepillos también resultan muy útiles para limpiar las zonas aledañas a los aparatos protésicos y de ortodoncia, implantes dentales y puentes. Ten en cuenta que las sustancias pegajosas se adhieren a ellos y pueden ser difíciles de extraer.

¿Qué tipos de cepillos interdentales existen?

Te recordamos que puedes optar por los que tienen un mango recto, que van a servir para abordar la limpieza de las áreas posteriores, como en las que se encuentran los molares y premolares. Por su parte, los que cuentan con un cabezal en ángulo o curvado vienen bien para los espacios interdentales de las piezas dentales posteriores.

¿Cómo tienes que emplear los cepillos interproximales?

En primer lugar, te informamos de que, si vas a recurrir en estos cepillados a una pasta de dientes, consultes a tu dentista de confianza acerca de la clase y de las proporciones. En cuanto a la técnica que tienes que poner en práctica, no te pierdas estos consejos. Toma nota de ellos.

– Elige el cepillo oportuno para cada espacio interdental.

Muévelo desde dentro hacia fuera, pero que no gire.

– Repite esta acción desde las caras internas de las piezas dentales.

– Si se trata de un cepillo flexible, flexiona el cuello y el cuerpo para que tome la forma del ángulo adecuado.

En definitiva, el cepillo interdental complementa la higiene bucodental de una manera sofisticada, pues permite llegar a recovecos más ocultos y difíciles de alcanzar con uno general.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies