Implantes y periodontitis: ¿Son compatibles entre sí?
1084
post-template-default,single,single-post,postid-1084,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.4,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-1015

Implantes y periodontitis: ¿Son compatibles entre sí?

Periodontitis e implantes dentales

01 Oct Implantes y periodontitis: ¿Son compatibles entre sí?

Las palabras implantes y periodontitis están muy relacionadas entre sí. Si has perdido piezas definitivas y necesitas implantes, seguramente tengas alguna enfermedad como la periodontitis, ya que la misma enfermedad en los casos más graves provoca la pérdida de dientes. A veces se pierde tanta encía que el diente acaba cayéndose, quedándose la raíz al descubierto y siendo más vulnerable.

Eso sí, como la periodontitis retrae la encía y afecta al hueso, puede comprometer la sujeción del tornillo del implante. Por este motivo, hay que conocer lo que pasa en el caso de que necesites poner implantes y tengas esta enfermedad.

Implantes y periodontitis: ¿Compatibles?

En principio, ambos son compatibles y alguien que tenga esta enfermedad sí que puede colocarse implantes. En este caso, primero se trata la enfermedad para evitar complicaciones y luego se colocan implantes sobre encías totalmente sanas.

En los casos más leves, con una buena higiene dental y un tratamiento conservador puede ser suficiente. Se realizan tratamientos higiénicos como el raspado y el curetaje para estabilizar la enfermedad. Además, se enseñan hábitos sanos para evitar que la enfermedad vuelva a aparecer, incluyendo el cepillado diario y no consumir tabaco.

Cuando se haya terminado el tratamiento, simplemente se colocará el implante de forma normal sobre una encía que ya ha sido curada. Después de eso, se realizará una evolución del tratamiento con revisiones periódicas, para comprobar que todo ha salido bien.

Eso sí, implantes y periodontitis severa no son tan compatibles. En los casos más graves, también se producirá pérdida ósea, algo que dificultará la colocación de los implantes al no poderse fijar correctamente. Eso sí, la periodontitis agresiva con implantes aún es posible, aunque es más costosa que en casos leves.

En este caso, hay que hacer tratamientos de regeneración ósea además de tratar la enfermedad. Esto se conoce como fase regeneradora, la cual se encarga de realizar el injerto de hueso que sustituya al natural.

En cualquier caso, es importante acudir a una revisión del dentista para que haga un buen diagnóstico y tratamiento, ya que eso depende totalmente de las necesidades y las particularidades de cada paciente. Algunos necesitarán muy poco injerto, pudiendo colocar el implante incluso en el mismo día, mientras que otros necesitarán una mayor recuperación.

Así afecta la periodontitis a los implantes

Hasta ahora se ha hablado de lo que ocurre con los implantes dentales si ya tienes periodontitis. Eso sí, también podría ocurrir al revés, es decir, que aparezcan enfermedades cuando ya se han colocado. Si ya has tenido periodontitis, hay más posibilidades de que estas enfermedades aparezcan que si siempre has tenido una boca totalmente sana.

En este caso, aparecen las llamadas enfermedades periimplantarias, las cuales afectan a los implantes y los tejidos de alrededor. Como ocurre con la mayoría de enfermedades dentales, aparecen por una mala higiene o por malos hábitos como el tabaco.

En los casos más leves, aparece la mucositis periimplantaria, la cual es similar a la gingivitis y totalmente reversible con una buena higiene. En los casos más graves, aparece la periimplantitis, similar a la periodontitis, la cual puede dañar el hueso de forma permanente y dañar el implante. En los casos más graves, podría hacer falta una cirugía para arreglarlo, siendo un tratamiento costoso.

Implantes y periodontitis: la prevención es la mejor solución

Como ya se ha visto, colocar un implante en una periodontitis severa es muy costoso y requerirá de un tratamiento especial. Además, aumenta el riesgo de complicaciones y favorece la aparición de enfermedades periimplantarias en el largo plazo.

Para prevenir la aparición de enfermedades, lo más importante es el cepillado diario. Cepíllate los dientes a fondo después de cada comida, siguiendo los consejos de tu dentista de confianza. Además, trata de llegar a todos los huecos, utilizando sistemas como el hilo dental y el cepillo interproximal para no dejar ningún resto de comida.

Otra cosa importante es evitar los malos hábitos, tanto los alimenticios como los relacionados con el tabaco. El consumo excesivo de azúcar favorece la aparición de caries, especialmente cuando se come en la calle y en otros lugares donde no tienes tu cepillo de dientes. En cuanto al tabaco, ha sido estrechamente relacionado con la periodontitis.

Finalmente, visita a tu dentista de forma regular para realizar revisiones. Implantes y periodontitis no tienen por qué aparecer juntos si acudes cada 6 meses. Eso permitirá detectar a tiempo cualquier enfermedad y evitar que sea más grave. También ayuda a evitar la pérdida de piezas dentales, no necesitando así de ningún implante.

Asimismo, si te has realizado un implante dental y quieres prevenir cualquier enfermedad, acude a las revisiones y cuida bien la higiene bucal. Si mantienes una buena higiene en tu boca, podrás conservar el implante durante muchos años, ahorrando dinero a largo plazo y evitando costosos tratamientos de recuperación.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat