Implantes dentales con poco hueso: ¿Se pueden colocar? - Clínica Beiro
1029
post-template-default,single,single-post,postid-1029,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.4,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-1015

Implantes dentales con poco hueso: ¿Se pueden colocar?

Implante dental boca con poco hueso

01 Oct Implantes dentales con poco hueso: ¿Se pueden colocar?

Los implantes son una buena solución para recuperar una pieza dental perdida. El problema es que la falta de hueso puede ser un problema, pues los implantes dentales con poco hueso tienen más posibilidades de fracasar que los normales.

Los huesos se desgastan por varias razones. La primera es la llamada reabsorción ósea dental, la cual ocurre cuando no se coloca un implante a tiempo cuando se pierde un diente. La segunda es debido al roce de una dentadura postiza, la cual desgatará el hueso con el pasar de los años.

Otra causa común es una enfermedad periodontal avanzada que produzca retracción del hueso. A veces también se debe a un traumatismo o golpe fuerte en los dientes o a la pérdida de hueso por una extracción dental. En otras ocasiones, directamente se tiene poco hueso por la anatomía propia de la persona.

Al no haber un hueso dental sólido, no se puede fijar el implante de la forma correcta. Por culpa de eso, se puede caer cuando se mastica y cuando se hace presión, ya que no estará correctamente sujeto. Hay que tener en cuenta que los dientes tienen que soportar mucha presión al masticar, así que necesitan una base sólida para que la corona vaya bien fijada y la soporte.

Cómo saber si tienes poco hueso dental

Para saber si tienes poco hueso, simplemente debes acudir a la clínica y someterte a algunas pruebas. Se utilizan pruebas precisas como el TAC dental 3D y las radiografías panorámicas, las cuales sirven para saber la cantidad de hueso que tienes alrededor de la boca. Un diagnóstico correcto es fundamental para determinar cuál es la solución, así que acude siempre a los mejores profesionales para asegurarte de que el diagnóstico será correcto.

Una vez que tengas el diagnóstico, ya sabrás si eres apto para un implante convencional o si te falta hueso. Eso sí, aún hay soluciones para ti.

¿Se puede colocar un implante cuando el hueso es pequeño o está desgastado? La respuesta es sí, aunque requiere de algunos tratamientos específicos que no necesita la gente con suficiente hueso.

Métodos para colocar implantes dentales con poco hueso

El avance de la odontología ha permitido colocarlos en casi cualquier situación, incluso cuando son implantes dentales con muy poco hueso. Vas a conocer algunas soluciones a las que puedes recurrir si tienes este problema.

Micro implantes dentales

La primera solución es la de colocar micro implantes dentales. Se trata de implantes dentales cortos, de unos 6 mm de largo y unos 2 mm de ancho. Están hechos de titanio, para que el implante quede correctamente fijado y sea lo suficientemente resistente a la masticación.

Al ser tan pequeños, son perfectos como implantes dentales con poco hueso, sin necesidad de hacer injertos. Además, son bastante económicos y menos invasivos que otras soluciones propuestas, incluso costando menos que los implantes tradicionales. También son más cómodos que las dentaduras postizas.

Suele ser una buena solución para personas mayores que han perdido mucho hueso y que ya no son tan buenos candidatos para una cirugía más avanzada. En estos casos, son personas que llevan muchos años sin sus dientes definitivos y que seguramente hayan usado dentadura postiza, provocando un desgaste del hueso doble.

Implantes dentales cigomáticos

Al contrario que en el caso anterior, los implantes dentales cigomáticos son muy largos. Eso es porque no se colocan en el hueso de la mandíbula, sino en el de los pómulos. Estos huesos son más duros y densos, así que permiten la colocación de un implante duradero y realmente resistente.

Elevación de seno maxilar para colocar implantes dentales con poco hueso

La elevación del seno maxilar es una de las mejores técnicas para aumentar la densidad del hueso. Se usa para la parte superior de la boca, elevando la membrana del seno maxilar, añadiendo un material de relleno para generar más hueso. Solamente se puede usar para los premolares y morales de la ya mencionada parte superior.

Es una operación muy corta, hecha con anestesia local y con un posoperatorio muy ligero. Solamente necesita un tiempo de cicatrización y después se podrá colocar el implante de forma normal.

Injerto de hueso dental

La técnica del injerto óseo dental consiste en insertar un hueso sintético en la mandíbula. Este material es hidroxiapatita de calcio, un material similar al cemento en textura y que es biocompatible, es decir, que no genera ningún tipo de rechazo.

Se hace junto a la elevación del seno y se recomienda hacerse el mismo día que se ha extraído un diente perdido.

Se añade hueso artificial en la zona para que el implante se pueda colocar en una mayor superficie, con el fin de soportar la presión de la masticación. De este modo, se pueden colocar implantes con poco hueso fácilmente. Por suerte, solamente se necesita un día de reposo en el peor de los casos, siempre que haya algo de inflamación.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat